Abuelita de 95 años se reencuentra con la pampa que la vio nacer gracias a Carabineros.

Abuelita de 95 años se reencuentra con la pampa que la vio nacer gracias a Carabineros.

A un costado de la Ruta 25 que une Calama con la Ruta 5 Norte, se encuentran las ruinas de Pampa Unión, vestigios añosos y silentes de lo que fue la vida de hombre mujeres y niños en el desierto más árido del mundo en la época del oro blanco.

Uno de esos niños que jugaban entre la tierra y el sol caliente del desierto con el viento en su rostro es María Josefa Tapia Díaz, la Josefita y que hoy después de 83 años aproximadamente sus pies volvieron a pisar la costra calichera de su infancia gracias a Carabineros del Retén de Sierra Gorda de la 2ª Comisaría de Antofagasta.

La historia de Josefita se inicia en la localidad de Pulpica en la Comuna de Monte Patria, Región de Coquimbo, desde ese lugar llegaron sus padres José Tapia y Rudecinda Díaz cuando recién se estaba fundando Pampa Unión en 1911, en busca como muchas familias en busca de mejores horizontes y atraídos por el salitre.

En 1925 nace en Pampa Unión la Josefita, aunque fue inscrita en 1926, ella y sus hermanos, 9 en total juntos a sus padres vivieron el esplendor de esta Oficina pero también su declive en los años 30 es entonces que la familia decide volver a Monte Patria, ella con 12 años deja el norte radicándose finalmente en el pueblo de Semita.

La historia de Josefita se cruza con la de Carabineros hace unas semanas cuando el cabo 2º Rodolfo Rojas Pasten del Retén de Sierra Gorda asiste a un funeral en Ovalle y se encuentra con la señora María de 95 años con quien conversa sobre la pampa que ella conoció siendo niña y que él conoce gracias a los patrullajes y servicios que realiza permanentemente en el marco de los servicios del destacamento.

Es cuando la Josefita le cuenta que como último deseo quería volver al lugar donde nació, a la pampa, a su oficina de Pampa Unión.

De esta manera esta ilusión la hizo suya el Cabo 2º Rojas y con ayuda de sus compañeros de Sierra Gorda y de su unidad base, la 2ª Comisaría de Antofagasta, coordinaron el traslado de la abuelita y antes de llevarla a su tierra, los Carabineros compartieron con ella un desayuno donde ella les contaba de su vida en el desierto hace más de 83 años.

Luego trasladan a la Josefita hasta Pampa Unión, donde Carabineros tenía todo listo para recibirla, y bajo una sombra tan escasa en el desierto le prepararon un lugar para que pudiera viajar a su niñez y reencontrase con su pampa.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *